IMPRESSIVE ROBLE RASPADO GRISMARRÓN

Todas las personas hemos imaginado en algún momento la casa de nuestros sueños, aunque cada uno la hayamos ideado de una forma diferente. Un hogar con una cocina grande que nos permita no solo cocinar sino disfrutar de la comida ahí mismo y leer las noticias cada día. Un salón acogedor, con chimenea, en el que podamos acurrucarnos en el sofá para ver esa serie a la que estamos enganchados sin remedio. Un dormitorio cálido, amplio y funcional en el que podamos soñar además de dormir. Quizá no entiendas qué tiene que ver todo esto con la elección de suelos laminados, pero en Entre Parquets y Tarimas te lo vamos a explicar.

Ese hogar que has imaginado en tu cabeza con tanta nitidez es perfecto, ideal. Pero lo cierto es que el día a día nos devora y la cocina no solo es ese lugar bonito donde lees las noticias sino también donde se te cae el café y las migas al suelo. En el salón ves películas en la misma proporción que ensucias el suelo con los zapatos mojados de lluvia. En tu cuarto duermes y mueves y redistribuyes tus muebles de vez en cuando porque te aburres de su decoración estática. Los suelos laminados resisten todas estas situaciones y muchas más porque están pensados para gente real, para personas como tú.

Si no tienes claro qué son los suelos laminados debes saber que están compuestos por varias capas de distintos materiales. Son una alternativa óptima a los suelos de madera natural y sus dos fortalezas son su realismo y su resistencia. Además de mostrar una apariencia muy similar a la de la madera tienen la ventaja de que no cambian de color con el paso del tiempo.

 La capa superior tiene un acabado que imita a la madera, por lo que se beneficia de su efecto estético, pero gana en dureza y resistencia. Su mantenimiento es más sencillo que el del parquet y se puede instalar encima del suelo que se haya colocado con anterioridad. ¿Te sorprenden estas características de los suelos laminados? Pues todavía te podemos dar más detalles que te convencerán de que es el suelo perfecto para ti y para tu estilo de vida.

Hemos aportado antes el ejemplo de la cocina, pero podríamos ofrecerte otro con el que seguro que te sientes identificado: sales de la ducha y está el suelo mojado porque no cerraste del todo la mampara. Pues bien, con los suelos laminados no tendrás ningún problema si te sucede esto a menudo porque son 100% resistentes al agua y a la humedad. Por esta razón, los suelos laminados están muy indicados para estancias como las cocinas y los baños, que son partes de la casa en las que es habitual que el suelo se moje. Y si eres friolero los suelos laminados se pueden combinar con calefacción por suelo radiante.

¿Que por qué tendrías que decantarte por los suelos laminados? Si las razones que hemos comentado antes te parecen insuficientes, te ofrecemos otras más. Se trata de suelos fáciles de instalar, y este es un factor para tener en cuenta porque todo el mundo quiere que las reformas duren el menor tiempo posible. Además, aguantan las manchas y su acabado es muy natural, una característica que sin duda cautivará a los amantes del interiorismo. Y otra más: los suelos laminados no hace falta que sean ni barnizados ni acuchillados.

En nuestra tienda online podrás consultar un catálogo con suelos laminados para todos los gustos, desde los más clásicos y convencionales a otros más modernos y actuales. Si necesitas que te ayudemos, desde Entre Parquets y Tarimas estaremos encantados de hacerlo. ¡Escríbenos!

× Mándanos un whatsapp